Thomas Edison, el genio de los 1093 inventos que revolucionó la vida cotidiana y la gran crueldad que ayudó a cometer Infobae

Thomas Edison, el genio de los 1093 inventos que revolucionó la vida cotidiana y la gran crueldad que ayudó a cometer. Noticias en tiempo real 16 de Febrero, 2024 21:40

El norteamericano Thomas Alva Edison en su despacho junto al fonógrafo, uno de sus grandes inventos (EFE)
El norteamericano Thomas Alva Edison en su despacho junto al fonógrafo, uno de sus grandes inventos (EFE)

Y un día, se le prendió la lamparita: la inventó. Bueno, inventarla, inventarla… La convirtió en incandescente, lo que equivale a darle vida, durabilidad, estabilidad y potencia. Iluminó al mundo. El tipo era, lo fue toda la vida, un chico curioso y “metomentodo” que intuía que ese mundo apuntaba alto, se transformaba rápido y que él no podía estar ausente, ni lejos de ese desafío.

Cómo llega un chico a esa conclusión, es un misterio. Éste era Thomas Alva Edison. Casi todo lo que nos rodea, lleva su sello. Si estas líneas se leen a la luz de una lámpara, atrás está Edison; si en el ambiente suena suave algo de música, detrás está Edison; si escuchamos en la mañana un mensaje que quedó grabado en el teléfono inteligente, es Edison que está detrás; si tuvimos la delicadeza de enterarnos de las noticias que sacuden al mundo, hay de sobra, y que se envían a través de océanos y montañas, detrás está Edison, si vimos el último estreno de la película candidata al Oscar, detrás también está Edison.

Fue el gran inventor de lo que se dio en llamar la Segunda Revolución Industrial, entre 1850 y el inicio de la Primera Guerra Mundial, en 1914, y que impulsó el desarrollo de adelantos impresionantes en transporte, como los motores a combustión y los aviones, en las telecomunicaciones, como el telégrafo, el teléfono y la radio, entre otros desarrollos que cambiaron para siempre los modelos de trabajo, de educación y hasta de convivencia ciudadana. Fueron los propios inventos, en especial en el terreno de las comunicaciones, los que hicieron que los efectos de esa Segunda Revolución Industrial llegasen a casi todo el planeta, al contrario de lo que había sucedido con la primera. Fue la primera globalización, pero entonces no se llamaba así.

Thomas Alva Edison
Edison de niño en 1861, cuando se subía a los trenes a vender cosas y lo echaron de su escuela (Photo by Gado/Getty Images) (Gado/)

Edison, que nació en 1847 en Milan, Ohio, estuvo metido (así lo hacía desde chico) en todo ese progreso. Si hoy se lo recuerda es porque el 17 de febrero de 1878, hace ciento cuarenta y seis años, patentó el fonógrafo, un aparato que permitía grabar el sonido de la voz humana, entre otros sonidos. Era un adelanto sensacional, al que no le dieron importancia. ¿A quién le importaba grabar la voz humana? ¿Para qué podía servir ese extraño cachivache? El gran éxito de Edison fue la lamparita eléctrica, que desde entonces es símbolo de creatividad. Lamparitas ya había, el inglés Humphrey Davy había ideado una a inicios de 1800; pero el artilugio duraba nada, requería mucha energía y era carísima. Edison la perfeccionó. Es verdad que era un genio, pero también era un pícaro que tomaba los ensayos de otros y los pulía, los enriquecía, los hacía posibles, palpables, reales. Eso hizo con la lamparita. Empezó a buscar un material para hacer el filamento que la tornara incandescente y duradera. Ensayó el platino, pero lo descartó por caro, buscó en el carbón, en el hollín, envió a sus colaboradores a Japón, a América del Sur y a Sumatra a buscar fibras vegetales desconocidas, extrañas, ansiosas de ser descubiertas, hasta que optó por un filamento de bambú carbonizado. El 21 de octubre de 1879 la probó con un éxito sensacional: aquella curiosa bola de cristal duró más de cuarenta horas encendida. Era el mundo iluminado que se avecinaba; los mercados lo supieron enseguida: cayeron en picada las acciones de las compañías de alumbrado a gas.

Para sintetizar, si eso es posible, al genio de Edison le debemos el micrófono de carbón, y los que llegaron después, que se usó muchos años en los teléfonos y las radios; las baterías de níquel de hierro, más económicas que las de ácido y plomo, destinadas a alimentar unos autos eléctricos, en la época improbables. Le debemos el kinetoscopio, un precursor del proyector de cine, el fonógrafo, de tan mala prensa ni bien inventado, el mimeógrafo capaz de hacer gran cantidad de copias gracias al papel esténcil, el dictáfono, usado para grabar la voz y para capturar discursos que debían luego ser transcriptos tal como habían sido dichos. Dato curioso, un hijo moderno del dictáfono, conocido por su nombre comercial, Dictabelt, era usado a menudo en los años 60 por Evelyn Lincoln, secretaria del entonces presidente de Estados Unidos, John Kennedy.

Thomas Alva Edison
Retrarto de Edison con el fonógrafo (Photo by GraphicaArtis/Getty Images) (GraphicaArtis/)

Edison también hizo grandes contribuciones al mundo del cine. En 1889 comercializó, porque además era un as para los negocios, la película de celuloide de 35 milímetros; no la pudo patentar porque ya lo había hecho George Eastman que también había registrado ya la marca Kodak. Lo que sí hizo Edison fue patentar las perforaciones laterales de la película, un cambio vital en el desarrollo de la fotografía y el cine.

Inventó todo lo que pudo, y pudo mucho, a lo largo de sus ochenta y cuatro años de vida: le contabilizan mil noventa y tres patentes correspondientes a otros tantos inventos que en muchos casos nos hicieron la vida más cómoda, más rica y más amplia y más inteligente.

Y todo en la vida de Edison empezó con una gran mentira. Con una gran mentira, además, dicha por su madre. A los ocho años Thomas era un chico inquieto y muy curioso, todos los chicos lo son a esa edad. Pero Thomas hacía experimentos, le daba por la química o algo parecido, y su laboratorio era el sótano de su casa. Algunas de aquellas experiencias terminaron en desastre. Pero quien haya sido un chico feliz y no haya estado a punto de incendiar su casa con un experimento que no podía fallar, que tire la primera piedra.

Thomas Alva Edison
Thomas Alva Edison alrededor de 1871, perfeccionando su fonógrafo y escuchando sonidos a través de un auricular primitivo (Photo by Hulton Archive/Getty Images) (Hulton Archive/)

Una mañana Thomas regresó de la escuela con un sobre cerrado y una nota secreta de su maestro dirigida a su madre. La mujer la leyó, lloró y abrazó muy fuerte a su hijo. Cuando Thomas le preguntó que decía aquella nota del maestro, su mamá, Nancy Elliot, maestra ella también, le reveló: “Me dice ‘Su hijo es un genio, esta escuela es muy pequeña para él y no tenemos buenos maestros para enseñarle. Por favor, enséñele usted en casa”. Así fue, desde ese día, la educación de Thomas, la sentimental también, estuvo en manos de sus padres, en especial de su madre; su padre lo impulsaba a la lectura y le regalaba diez centavos cada vez que terminaba de leer un libro.

Edison recién supo la verdad muchos años después, cuando ya era un inventor consagrado, sus padres estaban muertos y él, por azar, encontró en el desván de los papeles viejos aquella nota de su maestro que, en realidad, decía: “Su hijo está mentalmente enfermo y no podemos permitirle que venga más a esta escuela”. Esa mañana, el que lloró fue Edison que luego anotó en su diario: “Thomas Alva Edison fue un niño mentalmente enfermo, pero gracias a una madre heroica se convirtió en el genio del siglo“. Si aquel energúmeno de maestro hubiese sabido ver que en las distracciones, los descuidos, la despreocupación y los yerros de aquel alumno latía el alma de un muchacho que se iba a montar a grupas de la Segunda Revolución Industrial; si aquel energúmeno de maestro no hubiera mandado la nota que mandó, a lo mejor hoy no teníamos ni lamparitas.

Thomas Alva Edison
El genio de Menlo Park, como le decían por la ubicación de su laboratorio, donde pasaba horas inventando cosas que luego convertía en patentes: tuvo más de mil (Bettmann/)

Cuando empezó a cumplir una edad con dos cifras, Thomas ya había leído “La caída del Imperio Romano”, de Edward Gibbon, un británico considerado el primer historiador moderno, murió en 1794 para más datos. También había leído las fantásticas novelas de Charles Dickens y algunos de los dramas más densos de Shakespeare. En 1859, a los doce años, empezó a vender lo que pudiese en el tren que cubría Port Huron, donde vivía con su familia, con Detroit. Vendía diarios, verduras, moras, manteca, lo que fuere. El tren regresaba de Detroit a Port Huron seis horas después, que Thomas pasaba en la biblioteca de la Asociación de Jóvenes, que es hoy la Biblioteca Gratuita de Detroit.

También se las ingenió para acomodar, en uno de los vagones de carga del tren, una especie de laboratorio en miniatura para seguir con sus experimentos y con sus probables invenciones. Tuvo la suerte de que un amigo que trabajaba en el “Detroit Free Press” le regalara un juego de tipos móviles. Con eso y una prensa de mano, Thomas creó una publicación semanal, el “Grand Trunk Herald”, que vendía en el tren de ida y vuelta: llegó a tirar cuatrocientos ejemplares.

Ya adolescente Thomas también tuvo una vida singular. A los quince años salvó de morir atropellado por un tren al hijo del telegrafista de la estación, que le consiguió un trabajo y le enseñó el alfabeto Morse. Total, que un año después el chico Edison había inventado un repetidor automático capaz de transmitir señales telegráficas entre diferentes estaciones. A los veintiún años, en 1868, inventó un aparato para el recuento mecánico de votos, que le bocharon porque podía favorecer el fraude electoral. Así que, desencantado de la política, al año siguiente él y su amigo Franklin Pope se ofrecieron como ingenieros electricistas, nadie había oído hablar nunca de algo así, un trabajo del que Edison huyó pronto porque se supo mal pago.

Thomas Alva Edison
Edison con su primer dinamo para producir luz eléctrica, en 1880 (Photo by The Print Collector/Getty Images) (Print Collector/)

Se fue a New York, donde le pagaron muy bien después de poner a punto un indicador telegráfico que anunciaba los precios del oro en la Bolsa de valores y que se había destartalado. Trabajó luego un tiempo en la Western Union y en 1876, al borde de la treintena, se mudó a Menlo Park, en New Jersey y reunió a un grupo de técnicos, mecánicos, ayudantes, todas almas inquietas como la suya, para establecer allí una “Fábrica de inventos”, título alegórico que demuestra que Edison sabía que un invento es uno por ciento de inspiración y el resto esfuerzo y dedicación, como en todo.

Edison no llegó solo a Menlo Park, se había casado en 1876 con Mary Stilweel, una de sus empleadas, y el matrimonio quedó encantado con la zona rural, un poco bucólica, donde habían instalado su laboratorio dedicado a la investigación y el desarrollo de lo que fuere: Edison decía que se podía construir cualquier cosa que la imaginación ideara. Fue allí que mejoró el telégrafo y empezó a trabajar en una máquina que pudiera grabar mensajes telegráficos, lo que le llevó a plantearse la posibilidad de grabar sonido. Y fue en Menlo Park donde ideó y fabricó el primer fonógrafo que presentaría el 17 de febrero de 1878. ¿Cómo era aquel esperpento de aparato? Edison había ideado una máquina que “traducía” las vibraciones producidas por el habla y las imprimía en, en forma de surcos, en una hoja de papel. Después, al pasar esos surcos debajo de un “lector” de grietas, valga la tonta e involuntaria parábola, se reproducía la voz humana. Para presentar su invento y antes de patentarlo, Edison grabó las dos primeras líneas de “Mary had a Little Lamb – María tenía un corderito”, las vibraciones de su voz hirieron el papel, después él le dio de vueltas a una manivela y se oyó su voz en aquellos versos infantiles. Ese mismo año mejoró el micrófono transmisor que fue el artificio que perfeccionó las comunicaciones telefónicas. La consagración, si eso era posible, le llegó con la lamparita incandescente, eso quiere decir que no se fundía, que presentó en octubre de 1879. La noche vieja de ese año, en Menlo Park, Edison ya era “El mago de Menlo Park”, hizo funcionar un novedoso sistema de alumbrado armado con cincuenta y tres focos.

Thomas Alva Edison
Edison junto a su esposa Mina Miller y sus hijos Madeleine, Theodore y Charles en su casa de Glenmont, New Jersey, alrededor de 1905 (Getty) (Graphic House/)

En 1880 se asoció con J. P. Morgan, (entre paréntesis, el museo Morgan de New York es fantástico), para fundar la Edison Electric. Era un hombre con iniciativa, emprendedor y con espíritu comercial: un canto al capitalismo en desarrollo y al océano de oportunidades que ofrecía la sociedad americana. En 1883 patentó lo que llamó el “Efecto Edison” que consistía, si está permitido el disparate, en una lamparita al revés. Ahora se trataba de hacer pasar la electricidad desde un filamento hacia una placa metálica colocada en el globo de una lámpara incandescente. ¿Adónde llevaba ese invento? En principio, a ningún lado; pero fue el paso inicial de la válvula termoiónica que sería de tremenda importancia en el desarrollo y expansión de la radio y la televisión que, en los años 40, 50 y 60 funcionaban con “lámparas” o válvulas en su interior. Es la prehistoria, pero no es tan lejana. Morgan, que también era un as para los negocios aunque no hubiese inventado nada en la vida, terminó con los años por comprar las acciones de Edison y fundó General Electric.

Los años de 1880 fueron de guerra y de tragedia para Edison. En 1884 murió su mujer, por una aparente sobredosis de morfina, y Edison se casó dos años después, a los treinta y nueve años, con Mina Miller, que era veinte años más joven. Tuvieron tres hijos. La guerra estalló por culpa de la electricidad y de los buenos negocios, que también provocan también muchas guerras. En esos años, la iluminación en calles y espacios públicos era un gran mercado en expansión, en Estados Unidos, en Europa y en algunas ciudades de América, La alimentación de esas luces era dada por generadores de corriente continua (CC). Pero Westinghouse Electric había desarrollado transformadores de corriente alterna (CA) que hacían posible hacer llegar el prodigio a distancias más largas y a través de cables más delgados y baratos, además de reducir el voltaje en el destino final que era las casas de sus clientes. No estaba nada mal. La CA se usaba en pequeñas empresas y en los hogares; la CC de Edison daba energía a grandes ciudades.

Tal vez el gran inventor sintió que su emporio, y su negocio, podían trastabillar y sostuvo en público, su palabra era dogma, que la CA usaba altos voltajes muy peligrosos. Cuando en 1886 Westinghouse instaló sus primeros sistemas de CA, Edison lo atacó: “Es tan cierto como la muerte que Westinghouse matará a un cliente dentro de los seis meses posteriores a la instalación de cualquier sistema; se trata de algo nuevo y requerirá una gran número de experimentos para que funcione de manera práctica”.

Thomas Alva Edison
Thomas Alva Edison junto al Fonógrafo Comercial Edison (Photo by Oscar White/Corbis/VCG via Getty Images) (Oscar White/)

Si no sentía peligrar su emporio, tal vez Edison estaba de verdad preocupado por el alto voltaje de los sistemas de CA que, mal instalados, mal manejados, mal usados, eran un riesgo para los usuarios. También es cierto que la Edison Elecric tampoco quería cambiar a CA: llevaba más de cien instalaciones en funciones y modificar el estándar implicaba trabajar a pérdida. En 1887, Edison perdía participación en el mercado frente a Westinghouse, que ya llevaba sesenta y ocho centrales eléctricas de CA frente a las ciento veintiuno de CC de Edison. En 1888, cuando la CA montada en postes causó una serie de accidentes, algunos fatales, Edison se unió al inventor Harold Brown en una campaña dura contra la CA. Esto fue lo que se conoció como “La guerra de las corrientes” y llegó hasta el Congreso de Estados Unidos al que se le pidió una legislación que controlara el voltaje de las instalaciones de CA. “Controlar” implicaba limitar.

Edison y Brown llegaron mucho más lejos: intentaron demostrar que la CA, a la que combatían, era el sistema más adecuado para aplicar en la flamante silla eléctrica, lo que dejaba en claro su peligrosidad. Lograron incluso que las primeras ejecuciones fuesen alimentadas por un generador de la Westinghouse. Era una jugada un poco sucia porque metía en la guerra de las corrientes a ese estúpido designio humano que pretende que la Justicia ejecute al prójimo sin hacerlo sufrir. Era una jugada barrosa y cayó mal entre los accionistas de Edison, que ya estaba un poco retrasado en el nivel de ganancias respecto de sus competidoras. Hubo algo más, pasó años después, pero es justo recordarlo porque a menudo, en nombre del progreso, gana espacio la insensatez y la impiedad.

Thomas Alva Edison
Edison con su familia

Es la historia de la elefanta Topsy. La habían capturado en el sureste de Asia y la habían llevado, bebé, a Estados Unidos para hacerla actuar en el Porepaugh Circus de Coney Island. La promocionaban como “La primera elefanta nacida en Estados Unidos”. Topsy tenía un entrenador, o domador, o lo que fuere, James Fielding, que era un hijo de mil frustraciones: la alimentaba con cigarrillos encendidos y whisky. Un día, Topsy se hartó e hizo lo que debía: aplastó al imbécil con lo que dejó al mundo un poco más limpio y sano. Pero su arranque de furia hizo que la vendieron al Luna Park, el parque de atracciones de Coney Island, donde la adoptó un nuevo entrenador, Whitey Ault, al que un día Topsy persiguió por las calles de la ciudad. Ya no la aceptaron en ningún otro circo, ni en ningún zoológico.

Sus dueños decidieron sacrificarla. En principio hablaron de ahorcarla, pero la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad en los Animales) protestó. Entonces planearon electrocutarla. Edison que todavía seguía en una disputa, ahora con Nikola Tesla, sobre los peligros de la CA y las ventajas de la CC, abogó para que Topsy fuese ejecutada con corriente alterna. El 4 de enero de 1903, a Topsy le dieron de comer zanahorias mezcladas con cuatrocientos sesenta gramos de cianuro de potasio; le colocaron encima un soporte metálico y le metieron sus patas enormes en unas sandalias metálicas. Murió en menos de un minuto por la electricidad producida por una fuente de 6.600 voltios. Está todo filmado. No es grato de ver. A la ejecución asistieron mil quinientas personas.

Thomas Alva Edison
La muerte por electrocución de la elefanta Topsy fue terriblemente cruel e innecesaria, parte de la lucha de Edison con sus competidores

No hay pruebas de que Edison haya decidido, al menos de forma directa, el asesinato de Topsy. Ni siquiera hay pruebas de que, como se afirmó, él mismo haya sido quien filmó la ejecución del animal. En cambio, los responsables de brindar asistencia técnica y eléctrica para la muerte de Topsy sí eran funcionarios de la Edison Electric Iluminating Co., de Brooklyn. No fue posible relacionar a Edison con una empresa que utilizaba sus patentes. En julio de 2003 una estatua, erigida en el Coney Island Museum trató de hacer algo de justicia con la desdichada Topsy.

Elefantes aparte, en años anteriores al de la muerte de Topsy Edison siguió con sus inventos geniales.

En 1885, la polémica relación de Edison con Nikola Tesla llegó a su fin cuando Tesla renunció a la Edison Machine Work, el 4 de enero, y se pasó al año siguiente a la Westinghouse y a la corriente alterna. El duelo entre ambos es historia aparte. Tesla era un ingeniero e inventor que había nacido en 1856 en lo que hoy es Croacia y entonces era parte del Imperio Austríaco. Se interesó en el electromagnetismo y en el desarrollo de la robótica, el control remoto, el radar, las ciencias de la computación todavía en pañales y la física nuclear que nadaba en la teoría. Tesla era otro genio que al parecer sembró el embrión de la radio, sin ahondar mucho porque no entendía, o decía no entender, el fenómeno físico que la originaba.

Thomas Alva Edison
Thomas Edison sentado en su laboratorio químico (Bettmann/)

Había llegado a Estados Unidos en 1884 reclutado por el gerente de la Edison, Charles Batchelor, que lo había conocido en París durante la supervisión de una instalación eléctrica. Tesla emigró y trabajó todo ese año en los talleres de Edison, en el Lower East Side de Manhattan. La historia a contar algún día revela que, tal vez, no había espacio para dos genios en las huestes de Edison. Hubo una promesa de dinero que nunca se cumplió y que quedó entre los protagonistas como una broma de Edison mal comprendida, o no comprendida por Tesla que, de paso, estaba más a favor de la CA que de la CC defendida por Edison. El hecho es que el tipo, en la entrada de su diario del 4 de enero de 1885, sintetizó la crisis con una sola frase: “Adiós a Edison Machine Works”. Era un genio parco.

Edison siguió con sus inventos porque ni sabía, ni quería hacer otra cosa. Hoy, y desde hace años, en la punta de la Torre Eiffel, doscientos ochenta y cinco metros allá arriba, hay una estatua de cera de Edison, junto a otra de Gustave Eiffel, ambas junto a la de una de las hijas de Eiffel. Están ubicadas en un pequeño espacio con muebles de madera, un piano, paredes también de madera empapeladas y adornadas con pinturas al óleo. Es el pequeño apartamento que Eiffel se hizo construir mientras dirigía las obras de la Torre, que se inauguró en 1890. Medio mundo quiso ser invitado a ese sitio, que tiene una vista espectacular de París. Eiffel invitó a unos pocos. Entre ellos estuvo Edison, que le regaló uno de sus fonógrafos.

Thomas Alva Edison
El 16 de octubre de 1929, Thomas Edison y su esposa Mina en el banquete en honor a su invento de la lamparilla eléctrica (Bettmann/)

En los últimos años de su vida siguió con sus inventos y perfeccionó los que ya estaban patentados. En 1887 tuvo la fortuna, que rara vez golpea esa puerta, de ser reconocido en vida por su genio y por haber levantado el primer centro de investigación y desarrollo en New Jersey. Tres años después estaba metido, lo estaba desde chico, en el desarrollo del primer “vitascope”, un proyector de cine que fue presentado en 1895 en Atlanta, que modificaba el “phantoscopio” que había patentado el estadounidense Charles Jenkins y que dio paso a la exhibición de las primeras películas mudas. Edison vio llegar al siglo XX mientras desarrollaba el primer dictáfono, el mimeógrafo y el kinetoscopio gracias al que, en 1904 presentó “El gran robo del tren”, un corto filmado mudo, un clip de diez minutos, en el que intentó combinar audio con las imágenes mudas en movimiento con la idea de que de esa mezcla surgieran “imágenes sonoras”.

El mundo lo aclamó como el “Mago de Menlo Park”, como el padre de la era eléctrica y como el inventor más grande que haya existido. Lo merecía. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, Edison, un pacifista, se opuso a que su genio se aplicara al armamento. El gobierno de Estados Unidos le pidió entonces que diseñara dispositivos defensivos para barcos y submarinos. Lo hizo, mientras buscaba mejorar la resistencia y durabilidad del caucho, vital para los vehículos de combate, el hormigón y el etanol.

Thomas Alva Edison
Thomas Edison murió en 1931, fue uno de los grandes inventores -sino el máximo- de la historia (Photo by George Rinhart/Corbis via Getty Images) (George Rinhart/)

Edison recibió la última patente, la número mil noventa y tres, un año antes de su muerte. Su salud ya se había deteriorado bastante, pero trabajaba con intensidad aunque ahora en su casa. Recibía las visitas de sus amigos más cercanos: el aviador Charles Lindbergh, la Nobel Marie Curie, el gran empresario Henry Ford y el presidente Herbert Hoover. El hombre que había dedicado buena parte de su vida al sonido, había perdido la audición, lo que implicaba “una declaración de la maestría de Dios”, diría Jorge Luis Borges de su propio destino, ciego y a cargo de la Biblioteca Nacional.

Edison murió a las nueve de la noche del 18 de octubre de 1931 en New Jersey. Tenía ochenta y cuatro años y seguía de buen humor. Decía en los últimos meses de su vida, que ya podía “oler las flores”. El último rasgo extraño de su agitada vida de inventor, que había empezado con aquella gran mentira de su madre, ocurrió minutos antes de su muerte. Despertó de un coma profundo, con la audición recobrada, sacudido por las notas estremecidas de su autor preferido: Beethoven, que llegaban desde su fonógrafo favorito. Miró a su esposa, Mina, y dijo adiós con tres frases entrecortadas: “Ya terminé. Es muy hermoso allí. Dios eterno”.

Thomas Alva Edison, aquel chico al que no entendían sus maestros, pudo ver completamente cambiado a aquel mundo que tanto había ayudado a cambiar. Tal vez también supuso que lo había inventado todo.


Compartir en:    


Convención Bancaria 2024: Transformación digital, el gran cambio de la banca. 03:40

El próximo gobierno tendrá el reto de reducir el uso del efectivo.

El Financiero

Explorando las ventajas de una arrendadora de carros y conduciendo alta gama.

Las arrendadoras de carros, también conocidas como empresas de renting, son una opción conveniente y flexible para aquellos que desean utilizar un vehículo sin comprometerse a la compra.

Lado.mx

Pin Up Bet: Apuestas de lucha libre y artes marciales en México.

El boxeo, apuestas MMA, WWE y UFC son los favoritos de los usuarios mexicanos, apuesta en Pin Up Bet en los mercados de apuestas variados y cuotas competitivas.

Lado.mx

Consejos rápidos para retiros: identificación de las opciones de pago más rápidas para los jugadores en línea.

Dado lo rápido que se mueve el mundo, la emoción de ganar sólo se ve superada por la emoción de cobrar las ganancias obtenidas con tanto esfuerzo. Sin embargo, los métodos de retiro de un casino en línea a otro pueden ser muy diferentes en términos de velocidad y eficiencia.

Lado.mx

Los mejores SSD NVMe PCIe 4.0 para PC gaming: ¿Cuál comprar? Consejos y recomendaciones .02:05

Si eres fan de la tecnología en general sabrás más que de sobra la gran tendencia de los últimos años de hacer todo cada vez más pequeño. Esto queda muy patente dentro del mundo del hardware, y la mayor prueba de ello la podemos ver con las recientes

3d Juegos

Agente de Policía de Los Ángeles no enfrentará a cargos penales por la muerte de una joven de 14 años en una tienda durante un enfrentamiento policial con un sospechoso. 03:10

Un agente del Departamento de Policía de Los Ángeles no enfrentará a cargos penales por el tiroteo mortal en 2021 de Valentina Orellana-Peralta, una adolescente de 14 años, quien murió en el interior de una tienda por departamentos cuando la Policía disparó contra un hombre sospechoso de atacar a una mujer.

CNN en Español

Guerra de Israel contra Hamás en Gaza hoy 18 de abril: ONU votará admisión de Palestina como Estado soberano; Estados Unidos pide investigación a Israel por malos tratos de sus soldados a personal de UNRWA y más. 02:40

Continúa la guerra entre Israel y Hamás en Gaza hoy 18 de abril, a 195 días de que estalló el conflicto armado y con más de 33 mil 910 palestinos muertos

SDP Noticias

Atiende Coesfo incendio en San Francisco Huehuetlán.Ayer, 14:03

El Gobierno del Estado de Oaxaca a través de la Comisión Estatal Forestal (Coesfo) atiende el reporte del incendio forestal activo en el municipio de San Francisco Huehuetlán perteneciente a la región Sierra de Flores Magón.   Personal de la brigada estatal de combatientes con sede en San Juan Bautista Cuicatlán se moviliza al lugar [

RIOaxaca

“Vamos a construir juntos”, ofrece Homero Davis en CMIC BCS. Ayer, 09:40

Homero Davis Castro, candidato a Senador por Baja California Sur se reunió con integrantes de la Cámara Mexicana de laLa entrada “Vamos a construir juntos”, ofrece Homero Davis en CMIC BCS aparece primero en NBCS Noticias.

NBCS.mx

Arrestan a intendente por abusar de menor en escuela de Navojoa. Ayer, 15:02

Navojoa, Sonora.- Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) capturaron a Gilberto “N”, de 55 años, por su probable responsabilidad por el delito de abuso sexual agravado cometido en perjuicio de una menor de edad, de identidad reservada, en el interior de un plantel privado de educación básica. De acuerdo a lo es

Proyecto Puente

Prisión preventiva

Prisión preventiva a imputado por delitos sexuales cometidos a un menor de edad. Ayer, 17:10

La Fiscalía de Distrito Zona Norte, obtuvo un auto de vinculación a proceso penal, dictado en contra del imputado Omar Y. B., por los delitos de violación y abuso sexual, cometidos a un menor de seis años de edad, en un domicilio de la colonia Felipe Ángeles, en Ciudad Juárez. Con base en los datos […]The post Prisión preventiva a impu

Entrelineas

272 personas en prisión preventiva de Veracruz podrán votar de manera anticipada: INE. Ayer, 18:30

Redacción En el marco del Proceso Electoral Federal 2023-2024 y como parte de las actividades para la organización del Voto de las Personas en Prisión Preventiva, la Junta Local Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral en el Estado de Veracruz realizó la entrega formal de 272 Paquetes Electorales de Seguridad a las y los funcionarios electora

Hora Cero

Dan un año de prisión preventiva a sujeto señalado por incendio en ANP de La Primavera. Ayer, 20:40

Juan Miguel J. fue asegurado por la Policía de Investigación quienes lo identificaron como posible responsable de este siniestro

El Informador

Dinamarca

Está México entre los 10 países de la OCDE con menos personas trabajando. Ayer, 15:00

CDMX.- De los 38 países que son parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hay quienes ocupan más su fuerza laboral que otros, como Dinamarca, Australia y Noruega.

Vanguardia.com.mx

México, entre los 10 países de OCDE con menos personas trabajando. Ayer, 15:42

Entre los 38 países que son parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hay quienes ocupan más su fuerza laboral que otros.Quienes más porcentaje tienen de personas disponibles para trabajar y están laborando son: Dinamarca, Australia, Noruega, Suecia, Alemania, Japón, Nueva Zelanda, Suiza, Holanda e Islan

El Siglo de Torreón

¿Venezuela o Dinamarca?. 00:10

Hay un grupo, no poco nutrido, de opinólogos, los de esa tierra comentocrática que va del centrismo marrullero –ya saben: la equidistancia– al obradorismo con una capita de barniz crítico de vez en cuando pa’ que no se note, o sea el obradorismo también marrullero, que lleva casi seis años con el mismo rollo. Mesa […]

24 Horas

Descubrimiento

“No debería existir... pero existe”: el extraño objeto espacial detectado por un grupo de científicos de España. 10 de Abril, 2024 09:40

La semana pasada se anunció el descubrimiento de una onda gravitacional causada por el choque de una estrella con otro objeto hasta ahora desconocido

Infobae

En los próximos meses se podrán solicitar algunos granos de polvo del asteroide Bennu. 10 de Abril, 2024 11:07

Tras unos meses de análisis, la NASA decide ofrecer parte de las muestras del asteroide Bennu a la comunidad científica de todo el mundo. Bastará con presentar una propuesta de uso científico y esperar con esperanza.Tras unos meses de análisis, la NASA decide compartir parte de las muestras de Bennu con la comunidad científica internacional.L

Meteored.mx

Vapeadores y cigarrillos electrónicos aumentan la probabilidad de desarrollar este padecimiento. 10 de Abril, 2024 12:00

Este nuevo descubrimiento sobre el impacto negativo en la salud, forma parte de uno de los estudios más grandes realizados hasta la fecha

El Informador

La información agregada y la responsabilidad de esta, pertenece a los sitios que lo publican. Lado.mx solo se encarga de publicarla.