El juego del balero ¿invento mexicano El Bable

11 de Octubre, 2017 21:40
  En vías de extinción, lamentablemente, el balero se dice fue creado en México, pero ningún estudioso del tema lo aclara cabalmente. El balero todavía en la década de los sesenta del siglo XX era juego común entre los jóvenes, en la actualidad difícilmente lo encontramos en uso, si acaso, se vende como pieza decorativa, en lo personal hace años, décadas no veo a nadie jugar con él. Artesanalmente se produce en Teocaltiche, Jalisco y en Quiroga, Michoacán. No dudo que en otras localidades se siga fabricando, pero son estas las única que conozco y que he visto.  El origen del juego es bastante oscuro. Algunas fuentes dicen que habría aparecido por primera vez en Francia al final del siglo XVI, pero la vestimenta de los grabados más antiguos que muestran jugadores de balero son del siglo XVII. La palabra misma que la designa tiene una etimología discutida. Inventada en Francia en el siglo XVII, se hace mención de la palabra "bille bouquet" , boucquet derivado de "bouquet" (macho cabrío) (poner los cuernos como hace el mismo), se dice que habría aparecido por primera vez en Francia en 1534, año del primer viaje de Jacques Cartier a Canadá, y que habría estado formado por las palabras «bille» («pequeña bola» o «palito») y «bouquet» (diminutivo de boca o de bola) pero Chaucer (1340-1400) ya usa la palabra "bilbo", especie de tallo que servía para inmovilizar los pies de los prisioneros y Cervantes (1547-1616) afirma por su parte que los bilbos, espadas con punta y bola, fabricadas en Bilboa (en el país vasco), existían ya desde el siglo XI. El rey de Francia Enrique III lanzó la moda del balero durante su reinado (1574-1589). Le gustaba jugarlo durante sus paseos. Los autores más audaces hacen remontar la invención en Europa a las épocas cartaginenses, romanas o incluso cretenses. Por su parte, el origen de este juego en Latinoamérica queda constatado por evidencias de recientes excavaciones efectuadas cerca de Yucatán en que se ha encontrado un tratado maya que data del período clásico (250-950) sobre un juego autóctono parecido, pero en el cual las "bolas" eran cráneos humanos. En las etnias precolombinas de América, aparece este juguete como parte de la idiosincrasia infantil y la artesanía local en países como México, Perú, Colombia, Chile y Argentina. (Tomado de Ceibal, Uruguay.)  Este tapiz lo vi en el Castillo de Chapultepec en la sala, que se dice, era la de juegos de Maximiliano.

En Tiempo Real